Cerrar

¿Qué tipo de inconformista eres tú?

Abril 24, 2023

145
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
En mi trabajo con las redes sociales, me encuentro con muchísimos tipos de gentes, pero me atrevo a decir que a todas las determina su inconformismo. Pues sí: ser inconformista –o inconforme, aunque este último término trata más de insatisfacciones específicas- puede ser tremendamente potenciador o, por el contrario, llevarte a sabotearte a ti mismo.

Así que hay dos tipos de inconformismos, el positivo y el negativo. Te hablará de cada uno de ellos, y en cómo afecta tu crecimiento personal y profesional, para que te evalúas y decidas a cuál te apuntas tú.

El inconformismo negativo te paraliza

Mi amigo Juan se enorgullecía de su inconformismo sin cura: nunca estaba satisfecho con nada y siempre buscaba algo mejor. Aunque esta actitud lo llevó a cierto punto de su carrera, también le hizo olvidar de practicar la gratitud y la aceptación.

Finalmente, sus jefes y compañeros lo vieron como un tipo pedantísimo y se fueron alejando de él. Cuando renunció a su buen puesto de trabajo porque "quería algo mejor", no hubo quien lo apoyara ni le diera referencias positivas. En días pasados Juan llegó consultarme para que le ayudara a restablecer las relaciones valiosas que había perdido.

Tipos de inconformismos
Como le pasó a Juan, el inconformismo negativo te hace sentir insatisfecho con lo que tienes y con lo que eres. Si bien un poco de insatisfacción es una buena motivación para mejorar, cuando el descontento se convierte en parálisis, ya la cosa se hace un problema.

Cuando te enfocas solo en lo que no tienes o en lo que no eres, te cuesta ver las oportunidades que tienes frente a ti. Es fácil caer en la trampa del perfeccionismo y no tomar acción por miedo a fracasar. Además, este tipo de inconformismo afecta tu autoestima, haciéndote sentir inferior y desvalorizado.

Claves para superar el inconformismo negativo

• Aprende a valorarte a ti mismo: si te enfocas demasiado en lo que no tienes o en lo que no eres, es fácil perder de vista todo lo que has logrado hasta ahora. Dedica un tiempo a reflexionar sobre tus logros y las cosas que te hacen único.

• Aprende de tus errores: el miedo al fracaso paraliza, es cierto. Voltea la tortilla y ve en cada error una oportunidad para aprender y mejorar. En lugar de ver tus errores como algo negativo, encáralos como una oportunidad de crecimiento.

• Define metas realistas: si te enfocas solo en la perfección, te será difícil alcanzar tus metas. En lugar de tratar de ser perfecto en todo, define metas realistas y alcanzables. De esta manera, disfrutas del proceso y te sentirás motivado a cada progreso.

El inconformismo positivo te impulsa hacia adelante

Muy distinta a la de Juan es la historia de mi asesorada Claudia. Ella es una emprendedora social que fundó una organización sin fines de lucro en Venezuela para ayudar a los niños de su comunidad a tener acceso a la educación.

Claudia, como buena inconformista que es, nunca estuvo satisfecha con la cantidad de niños que su organización ayudaba, así que buscó alianzas estratégicas con otras organizaciones para desarrollar nuevas formas de recaudar fondos. Su impacto positivo en la vida de comunidades desfavorecidas de mi país hoy se pierde hoy de vista.

Y es que el inconformismo positivo te hace sentir insatisfecho con lo que tienes y con lo que eres, ¡pero te impulsa a mejorar y a alcanzar tus metas! Este tipo de inconformismo es una fuerza impulsora para el crecimiento personal y profesional.

 Tipos de inconformismos
Cuando eres inconforme de forma positiva, te enfocas en el progreso en lugar de en la perfección. Aceptas que siempre hay algo que mejorar y trabajas en ello. Además, te sientes motivado a tomar acción y a perseguir tus metas, sin dejar que el miedo al fracaso te detenga.

Claves para aprovechar el inconformismo positivo

• Establece metas desafiantes: sal de tu zona de confort. Establece metas que te desafíen y que te obliguen a trabajar duro para alcanzarlas. De esta manera, te mantendrás motivado y enfocado en tu progreso.

• Celebra tus logros: cuando trabajas duro para alcanzar tus metas, es importante que celebres tus logros. Reconoce tus éxitos y que estos te sirvan para potenciar tu autoconfianza.

• Busca retroalimentación: busca y acepta la crítica de otros. Si eres un emprendedor y alguien te sugiere que debes mejorar tu presentación de ventas, en lugar de sentirte mal, asume la retroalimentación de manera constructiva y trabaja en mejorar esa habilidad.

• Aprende cosas nuevas: invierte tiempo en perfeccionar tus habilidades con cursos, talleres, lecturas, conferencias, encuentros profesionales y demás.

• Sé proactivo: el inconformismo positivo implica actuar. Busca oportunidades y apoyos. El buen emprendedor no espera a que los clientes lleguen, sino que sale a buscarlos. Crea alianzas estratégicas, ofrece promociones, dale con todo al marketing y a las redes sociales.

Si quieres aprender a utilizar la publicidad en Facebook e Instagram para impulsar tu negocio en línea, entonces, el curso online Master Training en Facebook e Instagram Ads es para ti. Aprenderás cómo crear campañas publicitarias efectivas en Facebook e Instagram, cómo seleccionar tu audiencia objetivo y cómo medir y optimizar el rendimiento de tus anuncios.

Curso online para ads de Facebook e Instagram


145
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Categorías
Categorías
Imagen del Agente del Chat
Pablo
Agente en Línea
Chatea ahora