Cerrar

Ni pesimista ni optimista al montar tu negocio

Noviembre 28, 2023

51
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Quienes triunfan en el mundo de los negocios o en cualquier sueño que se propongan son grandes optimistas, pero con los pies bien puestos sobre la tierra. ¿Qué quiero decirte con esto? Que debemos transitar por la calle de la sensatez en medio de las aceras del optimismo excesivo y el pesimismo paralizante.

¿Qué es ser realista?

Ser realista significa tener una comprensión clara y objetiva de la situación actual de tu negocio, el mercado y tus capacidades. Implica evaluar oportunidades y riesgos de manera equilibrada.


Ser realista en los negocios
Un emprendedor realista se basa en datos y hechos concretos para la toma de decisiones, reconoce sus limitaciones y está preparado para adaptarse a cambios inesperados.

El tema de la necesaria sensatez para desarrollar tu proyecto o emprendimiento me recuerda a Andrés, un chico muy talentoso al que el entusiasmo y el optimismo sin freno le jugaron una mala pasada.

Es un genio buscando formas de monetizar sus ideas de negocio, pero le falta mesura y calma para ver los muchos aspectos a cubrir para llevar una idea a buen puerto. Lo último que lanzó fue una aplicación de entrega de comida. Cuando le pregunté a quiénes iba dirigida su app, me respondió que la app era tan buena y amigable que tendría una audiencia segura.

Como era de esperarse, no consideró el detallito de investigar el mercado y darse cuenta de que se proponía meterse en un mercado saturado con competidores fuertes y establecidos. Lo peor es que invirtió buena parte de sus ahorros en su "sueño", sin tomar en cuenta los costos operativos, el marketing ni la captación de usuarios.

Ser realista en los negocios3
¿Cómo crees que le fue a la app? Mal: con una competencia feroz y sin una estrategia para diferenciarse o captar clientes, la respuesta de su "audiencia segura" fue más bien tibia. Y con unos costos insostenibles para mantener la plataforma.

Espero que haya aprendido de la experiencia. Después de todo, este mundo es un caer y levantarse. La última vez que lo vi, me dijo "María, me inscribí en un taller intensivo de planes de negocio, mi app triunfará". ¡Qué bueno que no ha perdido su optimismo! Ojalá lo mezcle con buenas cucharadas de sensatez y pragmatismo.

Ni muy muy, ni tan tan… mantén el equilibrio

En el mundo empresarial es clave ir por el camino del medio de la objetividad y el pragmatismo, sin dejar de mirar de reojo las amenazas o apostar por el éxito.
En vez de desanimarnos completamente por los tropiezos (pesimismo) o ignorar los riesgos (optimismo excesivo), no nos queda otra que ser realistas si queremos asumir el desafío de una empresa.

La constante del cambio
La única constante en el mundo de los negocios es el cambio. La capacidad de adaptarse rápidamente a nuevas situaciones hace la diferencia entre el éxito y el fracaso, así que te invito a mantener un enfoque flexible en tu planificación.

Esto no significa no tener un plan, sino estar dispuesto a ajustarlo según las circunstancias. Para ello, planifica sesiones de brainstorming con tu equipo para explorar escenarios futuros y cómo podrías adaptarte a ellos.

Equilibrio entre optimismo y pesimismo
Es fácil caer en la trampa del excesivo optimismo o pesimismo. Ambos extremos nublan tu juicio y te llevan a decisiones poco acertadas.

Ser realista en los negocios4
Así que, te lo digo por experiencia propia, cuando tomes decisiones, visualiza tanto los mejores como los peores escenarios posibles. Esto te preparará para ambos y optar por la decisión más equilibrada.

Una lista para decidir
Antes de tomar una decisión importante, escribe una lista de pros y contras. Evalúa estos factores cuidadosamente y piensa en cómo cada decisión impactaría tu negocio. Sé lo más realista posible, basándote en datos y estudios del mercado, tu situación financiera, el equipo de trabajo, el entorno, etc.

El objetivo no es predecir el futuro, sino estar preparado para enfrentarlo con confianza y claridad.

Ser emprendedor implica navegar en un mar de incertidumbres y desafíos. Manteniendo un enfoque realista, siendo flexible ante el cambio y equilibrando el optimismo con la sensatez, estarás equipado para guiar tu negocio hacia el éxito.

Más evidencia que intuición, por favor
No te digo que ignores tu instinto, pues yo creo mucho en el olfato empresarial bien adiestrado. Lo que te sugiero es que complementes esta intuición con información y análisis objetivos. Porque, en el mundo de los negocios, las decisiones informadas marcan la diferencia entre el éxito y el fracaso.

4 pasos para tomar decisiones objetivas y eficaces

1. Recopila y analiza datos antes de hacer un movimiento
Respalda tu intuición con información concreta, como análisis de tendencias de mercado, datos financieros y feedback de clientes.

Sugerencia: convoca reuniones mensuales de análisis de datos con tu equipo, donde revisen el rendimiento del negocio y planifiquen estrategias.

2. Combina intuición y formación
La mezcla de intuición y análisis riguroso es poderosa. La idea es que emplea tu intuición para generar hipótesis o ideas, pero luego valida estas ideas con datos y análisis.

Si, por ejemplo, tienes una corazonada sobre una nueva oportunidad de negocio, haz un "experimento": recopila datos, realiza una prueba piloto de mercado y mide los resultados antes de comprometerte completamente.

La clave está en equilibrar intuición y análisis. Una toma de decisiones efectiva combina una comprensión profunda de los datos con una intuición bien calibrada.

3. Construye un equipo equilibrado
Rodearte de un equipo con diferentes perspectivas y habilidades es vital para tomar decisiones realistas, pues cada cual aportará su visión y talento a la cadena de valor.

Busca a personas que complementen tus habilidades y que no tengan miedo de desafiar tus ideas.

Así, si eres muy intuitivo, trabaja con alguien que tenga fuertes habilidades analíticas. Esto te permitirá tomar decisiones bien fundamentadas.

Ser realista en los negocios5
4. Usa la crítica negativa a tu favor
Gestionar críticas negativas es esencial para el crecimiento y la mejora continua, pues nos permite mantener una perspectiva realista, reconociendo que no existe la perfección.

Aceptar las críticas de manera realista y gestionarlas adecuadamente, especialmente en situaciones de crisis, es vital para la evolución y el éxito sostenido de cualquier empresa.

¿Sabías que publicar un libro es una de las maneras más efectivas de potenciar tu marca personal? Ya sé: le tienes miedo a la palabra escrita porque no eres un escritor profesional? No tiene que ser una habilidad obligatoria para que puedas escribir un libro. Yo te ayudaré a organizar tus ideas, estructurar tu libro, escribirlo y hasta ¡diseñarlo y publicarlo en Amazon en formato papel y digital! Dale clic a este enlace para publicar un libro.


Desarrollar marca con un libro2




51
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Categorías
Categorías
Imagen del Agente del Chat
Pablo
Agente en Línea
Chatea ahora